La desnutrición infantil debe acabar con medidas drásticas
lunes, febrero 08, 2016

El vocero de Alianza para el Progreso (APP), Isaac Mekler, lamentó que en pleno siglo XXI aún se registren casos de desnutrición infantil en el Perú, situación que debería cambiar a partir del 28 de julio. “En el país, uno de cada dos niños de tres años de edad tiene anemia. No se puede permitir eso. Estamos en el siglo XXI y el Perú tiene una variedad de suelos donde cultivar todo tipo de productos. Esta triste realidad de la desnutrición infantil tiene que cambiar desde el primer día de gobierno con medidas drásticas”, precisó.

"La desnutrición infantil tiene que cambiar desde el primer día de gobierno”.
“La desnutrición infantil tiene que cambiar desde el primer día de gobierno”.

En entrevista con Radio Sinaí, de la región Huánuco, Mekler se refirió también a las propuestas de APP. Destacó, entre ellas, la iniciativa del candidato presidencial, César Acuña, de destinar el 6% del Producto Bruto Interno (PBI) para educación. “Ese 6%, dijo, significa reparar colegios, mejorar el sueldo de los maestros y promover su capacitación”.

En lo que respecta a seguridad ciudadana, señaló que esto debe ir de la mano con otro objetivo: dignificar a los policías. En ese sentido, consideró imprescindible mejorar sus condiciones de trabajo.

En el tema de salud dijo que es vital que esta llegue a todos, sobre todo a las poblaciones más vulnerables. “Es una vergüenza que la gente muera porque no tiene dinero para atenderse en hospitales. Esto también debe terminar”, manifestó.

Consultado sobre los ataques contra el líder de APP, Mekler recomendó no hacer caso al ruido político y confiar que el gobierno de César Acuña será distinto a los anteriores.

Invertir para generar trabajo

Por otro lado, destacó la necesidad de realizar inversiones en diversos sectores del país con el propósito de atender una de las demandas de la población: la generación de trabajo. “Las inversiones representan un gran mecanismo para dar empleo a la gente. Por ejemplo, se puede invertir en infraestructura y en turismo. Lo fundamental es la inversión profunda en las regiones que más lo requieren”, aseveró.

Indicó que ha llegado el momento de voltear la mirada hacia las provincias para apoyarlas en su desarrollo. Se centró en el caso de Huánuco que, en su opinión, tiene todo para convertirse en una región triunfadora, pero “lamentablemente le hemos dado la espalda”.

“Huánuco es una región atractiva, con buen clima, pero su desarrollo hotelero es bajo. Además tiene amplias extensiones de suelos para cultivar lo que los niños necesitan comer. Si logramos que los turistas visiten Huánuco, el movimiento económico será más intenso y habrá más empleo para los huanuqueños. Tiene motivos para salir adelante y eso hay que aprovechar”, puntualizó.