Ayacucho tan bella y con violencia contra los niños
miércoles, septiembre 16, 2015

Ayacucho es una ciudad hermosa por su clima, sus comidas, sus costumbres y sus danzas. De hecho, al promoverse el turismo en el Perú, uno de los lugares que no puede faltar, es Ayacucho. No hay un solo peruano que no sueñe con conocer esta tierra, porque además, lo mejor que tiene es la calidez de su gente. Sin embargo, toda esa aura de belleza hoy parece desvanecerse al informarnos que los casos de violencia contra los niños y niñas en Ayacucho se incrementaron en los últimos años, quienes son agredidos por familiares de sus progenitores, luego de la obligatoriedad del pago de una pensión mensual por concepto de alimentos. Así lo reveló la responsable del Centro de Conciliación Gratuita de Ayacucho, Yoselin Collao Rivasplata, quien sostuvo que estos casos están aumentando paulatinamente.

Maltrato y humillación contra niños es un grave problema social

Collao Rivasplata sostuvo que estos hechos suceden cuando los menores visitan a sus progenitores para pedir la pensión correspondiente y sufren violencia por parte de las tías, abuelas, o algún familiar cercano. En ese sentido, manifestó que los casos se han acrecentado al haberse instalado el Centro de Conciliación Gratuita de Ayacucho en octubre de 2012 y algunos sujetos están siendo conminados al pago de alimentos de sus menores hijos abandonados.

La violencia un problema social

Si la violencia en sí misma es un problema social con consecuencias irreversibles para la salud, que el agredido padezca esto desde la niñez, agrava aún más el problema, por ser un grupo social, desprotegido y muchas veces invisible. La violencia en el Perú es un problema social, pero si está presente al interior de la familia, estamos hablando de un problema mucho más grave al cultivar una generación donde al ejercer poder sobre otra de manera negativa se afecta su salud física, sexual y psicológica. Sin embargo, la violencia es un problema que generalmente se calla y se oculta principalmente por la propia víctima, llegándose a constituir como una práctica cotidiana, perpetuándose a través de generaciones en la crianza de las hijas e hijos; los que a su vez, la replican cuando son padres.

Niñas agredidas

Posición de Alianza Para el Progreso

En el partido Alianza Para el Progreso, liderado por César Acuña, consideramos que los niños y niñas son un capital social que hay que proteger por ser uno de los sectores más vulnerables de la sociedad. Por tanto esta realidad de violencia nos exige una especial atención; en primer lugar por parte del estado y también de la familia y la comunidad, tal como lo establece la convención sobre los derechos del niño, que reconoce a este grupo social como sujetos de derechos que hay que salvaguardar. Esta es una realidad que nubla la belleza de un pueblo en la que todos los miembros de la sociedad tienen que involucrarse para revertirla trabajando por la integralidad cultural de Ayacucho. ¡No más violencia contra los niños y niñas!